Estás aquí: Inicio / Tópicos jurídicos / ¿Quién podrá defendernos?
¿Quién podrá defendernos?

¿Quién podrá defendernos?

Primera instancia. Tópicos jurídicos.

 

Alfonso Jaime Martínez Lazcano*

 

Cuidarnos nosotros mismos

Pensé escribir sobre el mínimo vital y el salario mínimo vigente en nuestro país en el contexto del aumento que anunció el presidente de los Estados Unidos mediante la orden ejecutiva que obligará a los contratistas federales a aumentar el salario mínimo a 10.10 dólares por hora a partir de 2015, es decir, un incremento de casi 39 por ciento respecto al salario mínimo actual, que es de 7.25 dólares la hora, en contrapartida con el salario mínimo de nuestro país, pero cambie de idea al enterarme de un lamentable suceso.

 

Abogados

El Dr. Cipriano Gómez Lara maestro merito de la Universidad Nacional Autónoma de México explicaba en clases que los abogados tenemos que transitar en tres planos conceptuales: el paraíso de los conceptos, el purgatorio de las normas y el infierno de la realidad.

 

Paraíso

Cuando recibimos un conjunto de doctrinas jurídicas en las aulas pensamos que el derecho es la mejor opción para el desarrollo de cualquier sociedad, y creo que es cierto aunque esta idea parece hundirse ante algunos escenarios, sin embargo, ¿cuál es nuestra realidad?

De acuerdo con las teorías del contrato social “hemos decido” crear Estados para protegernos, pasar de un estado salvaje a uno civilizado.

 

Infierno

Este es un ejemplo de que cada vez sucede en nuestra cotidianeidad por desgracia. El sábado 15 de febrero de este año, una familia viaja en el trayecto de la carreta Comitán a San Cristóbal de las Casas, casi después de las 10 de la noche un grupo de “pobladores” se dedican a asaltar a los que transitan en esa parte de la entidad, prácticamente una gran cantidad de personas que cuentan con camionetas, el poder de ser bastantes y las sombras de la noche los asaltaron, exigiendo con palabras ortodoxas de la ocasión que se despojaran de sus pertenencias y dinero que traían. Ahí impera la ley de la selva como en otros tantos lugares del país.

Me acorde de la riña por la caseta de cobro de la carretera de cuota de Tuxtla a San Cristóbal entre supuestos campesinos y supuestos maestros por adueñarse del pago de peaje. Y la pregunta ¿dónde está la autoridad?

 

La seguridad ciudadana y los derechos humanos

La Comisión Americana de Derechos Humanos en el informe sobre seguridad ciudadana y derechos humanos desde el 31 diciembre 2009 ha señalado que “la inseguridad generada por la criminalidad y la violencia en las Américas constituye un grave problema donde está en juego la vigencia de los derechos humanos.  Las políticas sobre seguridad ciudadana deben ser evaluadas desde la perspectiva del respeto y garantía de los derechos humanos.  Por un lado las obligaciones negativas de abstención y respeto y, por otro, las obligaciones positivas vinculadas a la adopción de medidas de prevención.  Asimismo, la invocación efectiva de los derechos involucran obligaciones positivas y negativas en cuatro niveles: obligaciones de respetar, obligaciones de proteger, obligaciones de asegurar y obligaciones de promover el derecho en cuestión. La obligación de respetar se define por el deber del Estado de no injerir, obstaculizar o impedir el acceso al goce de los bienes que constituyen el objeto del derecho. Las obligaciones de proteger consisten en impedir que terceros interfieran, obstaculicen o impidan el acceso a esos bienes. Las obligaciones de asegurar suponen asegurar que el titular del derecho acceda al bien cuando no puede hacerlo por sí mismo. Las obligaciones de promover se caracterizan por el deber de desarrollar condiciones para que los titulares del derecho accedan al bien”.

La seguridad es la primera obligación del Estado con la sociedad. La seguridad debe ejerce por las tres jurisdicciones del Estado mexicano: federal, estatal y municipal. Y la pregunta ¿dónde está la autoridad?

Los representantes populares que han dejado de hacer la vos y fuerza de la seguridad de la población, que han concretado su real lucha a conservar y tener más cargos, influir en todas las áreas de negocios, colocar a “su gente” sin importar preparación, vocación o capacidad. Preocupados más en exaltar su imagen que sus acciones, ante una masa manipulada a sus antojos y conveniencias.

Así el Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado en su informe de labores señaló: “seguridad, firmeza y justicia en su gestión”, que por cierto como nunca, ha creado un precedente no judicial, se difundió su imagen más que avances, al grado de presentarlo en espectaculares, ante la algarabía de los “abogados” que aprueban el encargo sin observaciones ni propuestas ¿Por qué será?

 

Dos mundos

Y es que vivimos en por lo menos en dos “mundos”: el que dibujan los que ostenta el ejercicio del poder y los de la mayoría de la población a mansalva de su propia debilidad. Y la pregunta ¿dónde está la autoridad?

Estamos condenados a cuidarnos nosotros mismos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top